Páginas

martes, 31 de julio de 2012

Tengo ganas de ti

No sabes cuantas ganas tengo de volver a verte, echo de menos tus caricias y no quiero perdertesolo a tu lado soy el niño de ese cuento, voy detrás de mi princesa y despertarla con un beso. 
¿Sabes? me encanta si te veo sonreír, no sabes cuánto significas para mi
Sueño con tenerte entre mis brazos algún díano puedes imaginar, no sabes cuánto desearía volver a verte de nuevo, me llenaría de alegría, recuerdo aquellos momentos cuando a tu lado amanecía. Solo contigo he aprendido a saber amar, no quiero a nadie más, ya estoy harto de buscar, la persona que necesito, sé de sobra que eres túya no le temo a la oscuridad porque tú eres mi luz.

Solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamás yo te abandonaré y nada nos separará. Tengo ganas de ti, por muy lejos que estés la luna me acompañará para poder volverte a ver. No me importa la distancia que separe nuestro amor, lo que importa es que siempre tu tendrás mi corazónpor muy lejos que este, nuestro amor no acabaraeres la estrella de mi cielo, nunca dejes de brillar. Tú, tan solamente tú, la niña de mi sueños, miedo a despertar por no volverte a ver, me diste tu amor y pude comprender que serias solo mía, vida te amaré.


Te amaré, solamente te amaré, desearé que llegue nuestro momento, solamente esperaré que pase el tiempo rápido para besarte otra vez, la luna me acompañará por muy lejos que estés, porque muero por dentro cuando a mi lado tú no estás y es que solo hay un remedio frente a esta enfermedad, volar hacia a ti y por fin llegar a tu corazón.
Solo estamos tú y yo, solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamás yo te abandonaré y nada nos separará. Tengo ganas de ti, por muy lejos que estés la luna me acompañará para poder volverte a ver.
Suelo soñar contigo dándonos calor. Besándonos los dos. Sabes que te quiero, por ti daría la vida. Y mi vida eres tu. Esta distancia que me mata de dolor. Mi amor o dios quiero que acabe este dolor por favor, este dolor que mata por dentro, solo estamos tu y yo.
Solo tengo que volar para llegar junto a ti, jamás yo te abandonaré y nada nos separará. Tengo ganas de ti, por muy lejos que estés la luna me acompañará para poder volverte a ver. No me importa la distancia que separe nuestro amor, lo que importa es que siempre tu tendrás mi corazónpor muy lejos que este, nuestro amor no acabaraeres la estrella de mi cielo, nunca dejes de brillar. Tú, tan solamente tú, la niña de mi sueños, miedo a despertar por no volverte a ver, me diste tu amor y pude comprender que serias solo mía, vida te amaré.

lunes, 30 de julio de 2012

"Quédate un ratito" El comienzo.

El frío me tenía casi inmóvil sentada en esa banca de madera. Movía mis piernas para darles un poco de calor. Sentía que mis manos no existían dentro de mis bolsillos. Mi boca emanaba más vapor que una tetera hirviendo y el único calor que sentía en mi cuerpo era el que me entregaban las lágrimas al caer de mis ojos recorriendo mis mejillas hasta llegar a mis labios, dejando una estela de frío al secarse.
La paciencia se me estaba agotando, llevaba casi una hora esperando. Sentía que oprimían mi pecho, que me faltaba el aire, que estaban apretando mi corazón.
Y a estaba decidida a irme a casa, sin importar que fuera más de media noche y estuviera en un lugar peligroso, si seguía allí sentada iba a morir de hipotermia.
En la esquina de la plaza apareció una silueta masculina, un poco encogida, con las manos en los bolsillos. Supongo que tenía frío al igual que yo. Sus pasos sobre la arena se escuchan desde lejos, de a poco se iba acercando hacia mí y mi corazón comenzaba a latir más rápido. Me paré de la banca dispuesta a correr hacia él. Porque sí, era él. Era imposible no reconocerlo, incluso en la oscuridad de la noche, con neblina y lágrimas en mis ojos que impedían ver con claridad.

- Perdón por molestarte, eres lo único que realmente vale la pena en mi vida- Le dije antes de correr a abrazarlo y romper en llanto.
- Negra ¿Qué pasó?- Me preguntó preocupado mientras acariciaba mi pelo haciéndome sentir protegida y que nada malo ocurriría si estaba junto a él. – ¿Vamos a mi casa para hablar más tranquilos?
- ¡Por favor!

Me tomó la cara y mirándome a los ojos secó mis lágrimas con sus dedos.  Esa mirada única, fiel, real, desnuda.  Esa mirada que era capaz de tranquilizarme en los momentos más complicados, que era capaz de hacerme olvidar todo lo malo, todas mis penas, todo aquello que me aquejaba. Esa mirada que me daba paz infinita, de esa paz que solo encuentras en un lugar, y en mi caso la encontraba solo en esos profundos ojos color miel.



+ Este es el comienzo de mi libro, espero les haya gustado. Acepto críticas con mucho gusto.

lunes, 9 de julio de 2012

A ti


A ti te estoy hablando a ti, a ti la que no escucha, 
A ti que con lo que te sobra me darías la luz para encender los días, 
A ti que juegas a ganarme cuando sabes bien que lo he perdido todo, 
A ti te estoy hablando a ti aunque te importe poco, lo que estoy diciendo. 

domingo, 8 de julio de 2012

Tu recuerdo

No sabes la nostalgia que siente mi corazón al aparecer tu recuerdo otra vez. Que ganas de retroceder el tiempo y quedarme por siempre junto a ti. Que ganas de borrar todas esas palabras hirientes que nos dijimos, el daño que mutuamente nos hicimos, sin pensar que todos eso nos llevaría a separarnos, a emprender caminos distintos, solos, el uno sin el otro, vidas aparte. Dejando en el aire todos nuestros planes juntos, todos nuestros sueños en el camino, todas las cosas que nos quedaban por hacer quedaron a la deriva. Cuantos besos sin dar, cuantos abrazos y caricias que hemos perdido por culpa de nuestros impulsos y arrebatos. No quiero asumir que lo nuestro acabó, que lo nuestro llegó hasta aquí, porque todavía te amo, y todavía creo que las cosas se pueden arreglar y retomaremos este amor con más fuerza. Porque como dijiste una vez: NUESTRO AMOR PUEDE MOVER MONTAÑAS.

jueves, 5 de julio de 2012

FUCKING DISTANCE.



Odiaba cuando te veía a través de la ventana alejarte cada vez más y más de mi... Aún recuerdo el último beso, mi última respiración junto a la tuya, el último "Te amo", el último "Nos vemos el próximo fin de semana"... ese próximo fin de semana que nunca llegó. Eras todo lo que necesitaba, todo lo que quería. Maldita distancia, nos jugó en contra, nos separó y hoy ya estoy sin ti.